14 de febr. 2012

... sin palabras...




No hicieron falta palabras para anunciar el final,
bastaron tu silencio y tu fría mirada…
Mi corazón aún siente el dolor lacerante de tu silenciosa despedida.


12 comentaris:

  1. No aguanto las despedidas, y las silenciosas, esas, esas si que no las soporto, me parecen egoístas hasta la médula...En fin, supongo que un día como el de San Valentín, también nos salen los fantasmas por los poros...

    Besos Madu

    ResponElimina
    Respostes
    1. hola Minu,
      tienes razón, los fantasmas siempre estan al acecho. Crees que los has arrinconado y cuando menos te lo esperas aparecen agazapados en las esquinas.
      Hace dias que no te visito, como estàs?
      Espero que bien.
      un beso, guapa

      Elimina
  2. En días como hoy nuestros fantasmas surgen sin buscarlos...
    Cuanto amor perdido en el olvido...
    Que triste vida sin amor... correspondido.

    Saludos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola xarnego,
      en estos dias los fantasmas de los amores no correspondidos pululan y nos acechan, pero aceptaremos su visita y nos reiremos con los recuerdos.
      un beso

      Elimina
  3. Las miradas hablan diciendo adios, y es el peor silencio.
    muy bello.
    Saludos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. hola Osvaldo,
      pero esas miradas silenciosas duelen, aunque con el paso del tiempo.... un poco menos.
      Me alegro que te guste.
      besos

      Elimina
  4. Muy hermoso y muy gráfico también.
    Un saludo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias juglar por tu visita y tus palabras.
      un beso

      Elimina
  5. Final


    Ens abracem,
    com ahir,
    però avui
    -i tu ho saps-,
    l'abraçada és un adéu.


    esquitxades 12-2010

    ResponElimina
    Respostes
    1. Bon dia Rafael,
      breu i profund relat d'un comiat... Precioses esquitxades les que sempre fas.
      un petó

      Elimina
  6. El paso del tiempo lo difumina y desdibuja todo y al final se lo lleva. Polvo de vivencias perdidas en el desierto de las arenas del tiempo. Despues del tiempo suficiente, ya somos otros y el recuerdo de muchas vivencias, ya no duele. Muchas veces lo vemos como si aquello que tanto pudo doler le hubiese sucedido a otro. Otras no tanto quizá, pero si amortiguado.

    No quería ponerme lírico, porque queda patente que no es lo mío, pero tu entrada y mi estado de ánimo se han aliado para que salga un comentario así.

    Un saludo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Pepe,
      pues yo creo que has salido victorioso de tu momento lírico.
      Qué decir del tiempo que a veces vuela y otras se ralentiza y se convierte en tortura. Afortunadamente su paso recoloca las cosas y nos cura las heridas o, si más no, hacen su dolor más soportable.
      Arriba ese ánimo.
      Un beso bajo los rayos del sol

      Elimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...